CANTO LÍRICO VS. CANTO POPULAR

El canto es una expresión natural del ser humano, pero también es un arte que se puede cultivar para hacer de la música su expresión más auténtica. Aquí encontrará algunos consejos para llevarlo a su máxima expresión.

  1.  LA TÉCNICA VOCAL

Lo que llamamos técnica vocal no es más que intentar poner al servicio del arte nuestras condiciones fisiológicas naturales de una manera adecuada, consciente y con  una guía de entrenamiento fisiológico, psicológico y vocal. 

Para esto necesitamos un correcto conocimiento del funcionamiento de los órganos que intervienen en el momento de cantar. Además debemos educarnos para lograr su expresión de manera libre y sin tensiones. corporales, dándole al canto su dinámica correspondiente. Para esto, debemos hacer ejercicio,  aprender a respirar, concentrarnos y hacer vocalizaciones adecuadas para cada género. Es necesario conocer la fisiología canto para empezar a practicar.

2.   FISIOLOGÍA

Existen muchos órganos de fonación dentro del sistema fonador que es importante conocer para sacar el mayor partido posible. Veamos algunos de sus aspectos más relevantes para el canto.

a) La respiración.  Es parte fundamental en el canto, tiene dos momentos muy importantes, la inhalación o inspiración y la exhalación o espiración — considerado el más importante al momento de cantar pues el control de la respiración depende de éste—, la cantidad de aire que un cantante es capaz de introducir en sus  pulmones es transcendental, porque gracias a ello la potencia de la voz y la capacidad de cantar frases musicales muy largas pueden realizarse sin dificultad.

Lo más importante en la respiración es saber administrar el aire cuando se canta, de una manera tranquila y pausada, se debe pensar en controlar el ritmo de respiración de una manera normal, el diafragma, que es un músculo flexible, funciona como motor que nos ayuda en los dos momentos de la respiración, cuando el aire ingresa por las fosas nasales a los pulmones el diafragma desciende y la parte intercostal del tronco —a la altura de las costillas flotantes— debe expandirse y al momento de exhalar se debe controlar el flujo de aire que sale ya sea rápido o lento según lo necesario, esto se logra con un control del
músculo del diafragma.

b) Aparato fonador: aquí podemos hacernos una idea del aparato fonador, que está en la laringe.

Como podemos ver en este corte, nos damos cuenta de cómo la laringe interviene, así como el paladar, y las cuerdas vocales.

Por tanto tenemos tres aspectos que son importantes en el aparato fonador, además de ser ayudarnos igualmente en la articulación de las palabras. 

-Fuelles – Zona de Abastecimiento:  es el contenedor de aire (sistema respiratorio, nariz, tranquea y pulmones).  Incluye los órganos y músculos que intervienen para expeler el aire con cierta presión. 

Así tenemos los músculos inspiratorios: El diafragma principalmente. Es una lámina muscular en forma de boveda. Su principal función es separar los órganos. Arriba están el corazón y los pulmones y abajo están el estómago, el vaso y el hígado. Además del diafragma están los elevadores del torax, el esternocleidomastoideo y músculos espinales.

igualmente tenemos los músculos espiratorios:  Principalmente son músculos abdominales, tales como el oblicuo, transverso interno, trasnverso externo y recto abdominal.

Nombrada de esta manera por su similitud con un fuelle. La definición de fuelle es la más certera para la función de estos músculos en el proceso de hablar o cantar.

El diafragma y los músculos abdominales trabajan en conjunto unos en la inspiración y otros en la espiración, principalmente. Sin embargo todos trabajan en el momento de cantar. Como en la figura, vemos cuando está abajo y cuando sube.

Vibrador – Generador de vibraciones – Zona de producción

La función del Vibrador o generador de vibraciones es producir el sonido. Justamente es la zona donde se produce el sonido como fenómeno físico mecánico: la vibración.

a) Laringe: La llamada manzana de Adán. Aquí es dónde están las cuerdas vocales. La laringe son diversos cartílagos unidos entre si, por músculos y ligamentos recubiertos de mucosa. Dentro de la laringe se encuentran los pliegues vocales, también llamados cuerdas vocales, que son dos cartílagos unidos entre si, con forma de V.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es IMAGENES-CANTO.jpg

b) Aparato suspensor de la laringe. Que son tres grupos de músculos para unir la laringe con la mandíbula, la laringe con el esternón y la laringe con el cráneo, respectivamente

– Resonadores – Aparato Resonador

Aquí es donde la vibración adquiere su cualidad sonora. Gracias a los resonadores podemos diferenciar una voz de otra. En los Resonadores tenemos: Superiores, inferiores y auxiliares

Resonadores Superiores. Del maxilar superior hacia arriba. Son cavidades porosas dentro del hueso. Aquí encontramos el paladar duro, senos nasales y los cornetes nasales.

Resonadores inferiores. Pecho y árbol bronquial. En la vibración van a participar las mucosas del inicio del árbol bronquial y la traquea en su parte inferior, es decir, la vibración traqueobronquial

– Articuladores del habla – Fonoarticulador

Con todo lo anterior se produce el sonido de la voz. Sin embargo, si hablamos también de la producción de las palabras, es decir de la articulación, necesitamos los articuladores del habla.

Aquí encontraremos todo el pabellón faringo bucal. Está la mandíbula, mejillas, boca y todo lo que hay dentro: dientes, lengua, cachetes, paladar, velo del paladar, arcos palatinos,  etc.

¿QUÉ PASA CUANDO CANTAMOS?

Inhalamos el aire por la nariz. Aquí interviene la Zona de Abastecimiento.

Al exhalar el aire pasa por el Generador de vibraciones, produciendo el sonido.

La presión de aire subglótica hace que el sonido llegue a los Resonadores

Expulsamos el sonido por los Articuladores del Habla.

Como ves el procedimiento de cómo cantamos es exactamente igual al de cómo hablamos. La única diferencia es la presión subglótica del aire y el uso de los diferentes resonadores.

clasificación de las voces

Toda persona tiene un tipo de voz que la caracteriza, la clasificación se la hace según su timbre de voz y no por su tesitura como muchas veces se suele creer. Por ejemplo, existen tenores dramáticos que alcanzan una tesitura muy por encima o debajo de la establecida (C3 – A4) alcanzando sonidos que
cubren la tesitura de un barítono o un bajo inclusive, pero se lo clasifica estrictamente por
su timbre.

Cada tipo de voz tiene una extensión diferente capaz de cantar notas distintas,
desde el “mi” de la primera octava del piano (nota más grave en la voz del bajo) hasta el
“la” 5 (nota más aguda en la soprano). Los niños tienen una extensión que coincide con parte del registro de voz de la soprano y la mezzosoprano.

Existe básicamente 6 tipos de voces entre femeninas y masculinas, clasificadas de la siguiente manera (cada voz tiene una derivación según su timbre):

Soprano C4 – A5 (mujer) – Mezzosoprano A3 – G5
(mujer) – Contralto G3 – E5 (mujeres, niños y niñas)

Tenor C3 – A4 (hombre) – Barítono A2 – G4 (hombre) – Bajo E2 – D4 (hombre)

Clasificación por Registro y Tesitura.

El ámbito vocal es el marco total de frecuencias que puede generar un tracto vocal. Se mide por la frecuencia más grave y más aguda posibles. Dentro de un ámbito de dos octavas aproximadamente, el volumen sube de la nota grave a la nota de arriba, siendo las notas graves comúnmente no aplicables por la falta de volumen, las notas más agudas por el volumen descontrolado. Por eso, para la música clásica, se define una zona apta para el uso musical que se llama tesitura. Esa es más pequeña que el ámbito y consiste de las notas que se pueden producir con una calidad apta para el uso musical, la tesitura.

Los ámbitos vocales son los siguientes:

Soprano: desde el do4 (el do central del piano) hasta el la6.

Mezzosoprano desde el la3 hasta el fa5.

Contralto: desde el fa3 hasta el re5.

Tenor: desde el si2 hasta el sol4.

Barítono: desde el sol2 hasta el mi4.

Bajo: desde el mi2 hasta el do4.

La voz se divide en tres registros básicos.
a) La voz de pecho
b) La voz media
c) La voz de cabeza o La voz de silbido.

Estos registros son definidos por la zona de resonancia que predomina durante su emisión siendo la cavidad torácica el resonador más importante en la voz de pecho, las cavidades de resonancia rinofaciales las del registro de cabeza, y una mixtura de ambos polos, en la voz de registro medio.

La práctica del bel canto persigue el ideal de una voz que pueda mezclar las dos funciones vocales sin un punto de quiebre notable (mezza di voce). El ideal de una voz mezclada es el registro único. De esta manera hay voces en las que predomina el registro de pecho y otras en las que predomina el de cabeza, así como voces de tesitura aguda, y también grave.
Así, una voz con un carácter grave tiene una gran sonoridad y si el cantante quiere encuadrarla como aguda o así se la ha clasificado, aumentan las posibilidades de producir lesiones en las cuerdas vocales citando como ejemplos: nódulos, pequeños y otras lesiones dentro de este tipo de patología laríngea, que lesiona las cuerdas vocales; y si contrariamente la voz es aguda y es clasificada o encasillada como grave, los efectos vocales deseados de una voz aguda, como son los sonidos redondeados o filados, son imposibles de conseguir, y además existe la posibilidad de lesionar también el órgano laríngeo. Por lo general, las voces enfermas y fatigadas, son las voces mal clasificadas.

EL TIMBRE

El timbre se puede definir como la cualidad que nos permite diferenciar dos sonidos que acusen una misma intensidad y frecuencia. Los sonidos no son puros, es decir, no tienen un movimiento armónico simple (como el sonido del diapasón). Los sonidos provienen de movimientos vibratorios complejos.
El sonido audible corresponde a la frecuencia fundamental, y contiene dentro los denominados «armónicos», estos presentan un espectro de aparición constante
dependiendo de la presión sonora y de las características del cuerpo sonoro. Se denomina armónico a cada sonido puro, correspondiendo el primer armónico al sonido más grave del período.
El timbre está formado pues, por muchos armónicos, éstos son producidos en la glotis. La abundancia de armónicos de un ámbito respecto de otros influirá la percepción auditiva del sonido fundamental. Es dicho espectro de armónicos de un sonido, el que dará configuración al timbre. El sonido vocal se produce en una acción física combinada. Las partes son el apoyo, la función combinada de mucosidad, cuerdas y músculos vocales (mezza di voce) y de la resonancia, así como la supresión de los armónicos del sonido emitido del laringe al tracto vocal (boca, cabeza).Este es individual en cada persona ya que en parte depende del tipo de cuerdas vocales del individuo, de su modo de vibración, y de las cajas de resonancia.

POSICIÓN DE LA BOCA

La posición ideal de la boca, para cantar, es la que tiene al reprimir un bostezo. En esta forma está bien abierta en su interior y la lengua ocupa el lugar que debe mantener cuando no articula, que es bien plana en el fondo de la boca, rozando con la punta los incisivos inferiores. Se canta con las vocales, pero se articula con las consonantes. La consonante debe pronunciarse rápidamente, descansando el sonido por completo en la vocal. 
Cuando recién se comienza a trabajar, la correcta emisión vocal se hará preceder siempre a las vocales de una consonante. En esta forma se mejorara el ataque del sonido, se lo afinara mejor que si se canta exclusivamente sobre vocales, pues se articulara naturalmente, por medio de la consonante, cada sonido con su correcta afinación.

LA IMPOSTACIÓN DE LA VOZ

Mi encuentro con el maestro español Fernando Bañó en 2019, me ha dejado varias enseñanzas y me tranquilizó sobre la posibilidade de mezclar la técnica clásica con la popular usando la voz mixta. En este video el maestro la actual técnica vocal y conceptos que deberían permanecer dentro de una buena escuela.

https://www.youtube.com/watch?v=21EhG5hYDws

TÉCNICA DE LA IMPOSTACIÓN DE LA VOZ

Para cantar con una voz impostada, tenemos que hacer conciencia de los resonadores de la cabeza, que son nuestros espacios naturales donde podemos   proyectar la voz para darle un color determinado y hacer que su sonido sea más redondo. Si observamos este gráfico, nos damos cuenta que el sonido se proyecta hacia arriba como también hacia el paladar y hacia afuera. Aquí algunos conceptos sobre este arte:

                                 Impostación es un término que procede del idioma italiano y que hace referencia a la acción y efecto de impostar.

Impostación

Cantar en un arte por sí mismo. No basta con abrir la boca sino que debemos desarrollar u bonito sonido y una buena expresividad. No sólo es coger un micrófono, pues podemos utilizar nuestro propio cuerpo y resonadores para desarrollar una buena técnica.

«La impostación es un concepto que se utiliza en la educación musical. Los profesores enseñan a los estudiantes todos los secretos del canto y del manejo de la voz, que es el sonido que se produce cuando el aire pasa a través de la laringe y hace vibrar las cuerdas vocales.

Puede entenderse la impostación como una técnica o un ejercicio que se realiza con la voz. El objetivo es situar la voz en la caja de resonancia para obtener el máximo rendimiento fonatorio con el menor esfuerzo posible. Para impostar la voz, es necesario coordinar la respiración con la emisión de los sonidos, mientras que se eliminan lo que los expertos definen como vicios vocales (una altura tonal incorrecta, la asociación de la voz baja con los sonidos graves y de los gritos con los agudos, etc.).

Con la impostación, la persona desarrolla un esquema vocal basado en el apoyo que la respiración le brinda a la voz. Así, al percibir y manejar las vibraciones sobre el cuerpo, el sujeto logra sacar el máximo provecho de las herramientas fonatorias.

En otras palabras, la impostación, también llamada colocación, consiste en dirigir de manera correcta la voz para que se combinen la respiración y la amplificación natural, de manera tal que se obtenga un sonido claro, afinado, rico a nivel tímbrico y lo suficientemente flexible como para encarar la interpretación de diversas obras musicales. Conseguir esto, por otro lado, es un objetivo que toma muchos años a las personas más talentosas, y que la mayoría de los aspirantes no alcanzan en toda su vida…» Yo diría que es el arte de colocar la voz en los resonadores para darle una calidad vocal que no se logra con el uso de la laringe. Es decir, para que sea un sonido agradable, redondo y con color expresivo. El cerebro es maravilloso en este sentido y nos sorprende con sus funciones volitivas.